viernes, 20 de junio de 2008

La costilla de Adán (13). Una y trina

Las mujeres son como Dios y los protagonistas de las novelas rusas: tienen -al menos- tres formas de presentarse ante sus desconcertados anfitriones.

3 comentarios:

ka dijo...

Ya decía Lawrence Durrell que con las mujeres se podía hacer tres cosas: quererlas, sufrir o hacer literatura.

Amanda dijo...

Qué bonito este aporte. Y su respuesta.

Francisco Sianes dijo...

Prefiero lo primero Ka. Pero me temo que, para conseguir lo tercero, es preciso lo segundo.

***

Y yo me alegro mucho de verla de nuevo por aquí, Amanda.

***

Un abrazo a cada una.