domingo, 15 de junio de 2008

Cicatrices

Desnudo, contemplas tus cicatrices, las firmas falsificadas con las que rubricaron tu dolor. No te consientas el gesto de cubrirlas o acariciarlas.

3 comentarios:

an dijo...

perooo ese artilugio también puede usarse de rascador... no?

Francisco Sianes dijo...

Y como fusta.

ELENA dijo...

Observar el dolor sin engrandecerlo o negarlo, como cualquier otra experiencia sensorial o emocional, es descubrir lo que hay en cada momento para encontrar nuestro lugar, para estar presentes.


Besos inspirados :)