sábado, 7 de junio de 2008

Eco

Sólo resuena el mundo para mí cuando tu oído, ante mi pecho, convierte el corazón en caracola.

3 comentarios:

Yo dijo...

"Nunca podré ser más que sombra
Nunca podré brillar dentro de ti
Seré sólo un objeto en que posar tus manos
Un cuerpo en el que el alma
Está lejos de ti.

Nunca podré ser más que tus pinceles
Ser obra de tus manos
Estar dentro de ti.

Solo seré la sombra de un extraño
Que nunca quiso
Mirar dentro de mí"

Ale dijo...

nice

Francisco Sianes dijo...

Tú,

Discúlpeme el chascarrillo; pero me está creando complejo de sacerdote o cirujano inhábil...

***

Ale,

Oh yeah!