viernes, 2 de mayo de 2008

Herencia

La herencia de tu amor es esta rosa. El presente es las espinas que desgarran, el perfume de la flor y de la sangre: tus heridas. Del pasado sólo queda la corola inaccesible.

2 comentarios:

Lara dijo...

"Y por el amor de una rosa, el jardinero será servidor de mil espinas."

Un abrazo.

Francisco Sianes dijo...

Y a la vida hay que servirla sin guantes.

Me alegro mucho de verte de nuevo por aquí, Lara.

Un abrazo.