viernes, 16 de mayo de 2008

Ficciones

Tu mano imprimió sobre el papel las huellas del amor, la fortaleza, la promesa y el temor del mar, las lealtades, el coraje. Las ficciones imperecederas que justifican una vida. Cuánto te habría gustado haberlas conocido. Haberlas merecido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Vuelves a lo profundo?

ELENA dijo...

Tu ficción solo es un boceto del cuadro que estás pintando.

Besos.