domingo, 18 de mayo de 2008

Amigos

Ha muerto la mujer de mi mejor amigo. Lo acompaño al entierro y allí, en el crematorio, nos asalta un olor a despedida y a ceniza. En silencio, frente a frente, sin miradas de reproche, compartimos el último perfume de la mujer que amamos más que a nuestra propia vida.

5 comentarios:

Lou dijo...

Ohhh!
¿es verídico?

(perdona la osadía en tal caso)

Un abrazo fuerte,

Idea dijo...

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!

Son pocos; pero son... Abren zanjas obscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán talvez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.


Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé!

hadanae dijo...

la muerte de un ser querido siempre te cambia la percepción de la vida. A mi me ha ayudado, pese al dolor, a ser más consciente de que no somos eternos, algo que sabemos pero que no queremos asumir.
Hay que disfrutar cada momento con cada persona e intentar no perder tiempo con banalidades. La vida puede ser más corta de lo que pensamos. Carpe Diem.

un beso enorme!

Francisco Sianes dijo...

"Los dioses inventan nuestras desdichas para que tengamos algo que cantar". Yo prefiero que las musas me presten esas desdichas y convertir así lo imaginario en realidad.

(Os agradezco la preocupación, pero no es propio de mi temperamento exponer mis llagas sin veladuras)

[Bromeando un poco: ún día de estos escribiré que soy una matrona polaca y me creeréis...]

Un abrazo.

Lou dijo...

(ummmm,no,no,no; yo no me lo creí, pero...me impresionó mucho -laverdá-)

Aún así, en dos frases eres capaz de desmontar un país, chiquillo que capacidad de convicción!

Besos guapo!