domingo, 27 de julio de 2008

El gesto que no arde no lo acoge el viento

En vano fatigarás todos los caminos; en vano vampirizarás a todas las mujeres; en vano apurarás todas las auroras y crepúsculos. Nadie viaja, ama, vive más allá de su capacidad de asombro y agradecimiento.

7 comentarios:

ANA DE LA ROBLA dijo...

Nadie viaja, ama, vive más allá de su capacidad de asombro y agradecimiento.
Buen diagnóstico.
Ya entiendo por qué algunos ni viven ni viajan ni aman. Asombro y agradecimiento están en extinción.
Be(r)so deslizado entre los suyos.

Eugenia dijo...

"El gesto que no arde no lo acoge el viento". La pasión es el motor vital para que podamos elevar los pies de la tierra y dejarnos llevar.
Yo todavía me sigo sorprendiendo y agradezco por eso. Espero que la llama nunca se apague.
Besos.

Francisco Sianes dijo...

Hay personas, Ana, que son microrreservas donde uno encuentra casi todo aquello que creía extinto. Sólo falta que tengamos la confianza, el pundonor, la pasión, la paciencia, el valor y esa capacidad de ilusión (de autoengaño) necesarios para salir de caza.

O también puede uno dejarse cazar y santas pascuas.

Un beso en su punto de mira.

***

Hay demasiados "gestos de aparente calor en un tibio deseo", Eugenia. Te deseo que seas merecedora de ese fuego donde arden todos los fuegos y de aquellos ante cuyo tacto prende la piel como la yesca.

Un beso.

Idea dijo...

Aunque "nada de lo humano me es ajeno" agradezco el asombro que me sigue produciendo constatarlo y creo que la vejez, la que señala que llegamos al final del camino, se mide con su vara.
Después, como cantaba Isabel Parra, "Gracias a la vida que me ha dado tanto"
Un beso para ti que las vacaciones te tienen desaparecido.

Francisco Sianes dijo...

Querida Idea,

Esa frase de Terencio, que ha pasado a la tradición con un perfil "sublime", tiene -en su contexto original- una connotación irónica. Paradojas de la literatura (y de la vida: también el amor es, no pocas veces, la superación de un perturbador sentimiento de prevención e incluso rechazo. Y así sucesivamente.).

Pero sí. Acostumbrado a mi ritmo un poco desenfrenado, este blog parece haber tomado un ritmo más calmoso. ¡A fuerza ahorcan! LLevo un mes de julio de lo más movido. Y pasado mañana comienzo unos viajes que me tendrán lejos de casa hasta septiembre (y también en septiembre estaré extraordinariamente ocupado).

En realidad, y resumiendo, el curso próximo va a ser de una intensidad viajera y laboral enloquecedora; así que me temo que esta página andará a trompicones.

Y sin embargo... Me precio de ser uno de los pocos hombres capaces de hacer varias cosas a la vez (sin consecuencias apocalípticas). No os vais a librar de mí tan fácilmente...

Siguiendo con las paradojas, amiga... Yo, que me retiré a un pueblo semiperdido para disfrutar del ocio y el lento discurrir de las horas ¡y adivino ante mí un panorama de sostenido y terrorífico trajín! A ver qué saco de todo ello.

Un abrazo muy cariñoso para ti.

***

A todos los que leéis esto: si me encontráis intranquilizadoramente perdido, estaré por mi correo (en mi perfil aparece).

Arrumacos y cariños varios para cada uno.

Anónimo dijo...

Bienvenido al club, amigo.
besos cercanos desde la distancia.
Anónima que no lo es tanto.

Francisco Sianes dijo...

Anónima que no lo es tanto,

Espero noticias.

Un beso.