viernes, 14 de agosto de 2009

Treinta años

21 comentarios:

Treinteañera dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xVzIGMqRznk

:-*!

Sir John More dijo...

¿Felicidades? Sí, felicidades.

ana de la robla dijo...

Un beso con vela.

Francisco Sianes dijo...

:-)

***

:-S

***

:-o (soplo)

andoba dijo...

Tenga muchas felicidades. Una estupenda edad para que alguien inteligente como usted siga descubriendo cómo coño seguir descubriendo motivos para ilusionarse.

Un abrazo.

meri dijo...

Felicidades señor Sianes, bienvenido a la treintena.
Un abrazo infinito

Profesor Insipiente dijo...

Justo dos días después de su cumpleaños, me reencuentro con usted y su blog. Veo que mantiene su foto inicial, en la penumbra, detrás de ese libro inacabado por siempre, que usted nos deshoja poco a poco.
Y me llevo doble sorpresa: por un lado, ha cambiado el nombre del blog y, por otro, resulta que no era usted ni siquiera un treintañero hasta ayer mismo.

Bueno, pues hola. Sigo leyendo cosas suyas atrasadas.

Francisco Sianes dijo...

Andoba,

En ello estamos, amigo; en ello seguimos.

Y gracias.

***

Meri,

Quiero celebrar una fiesta de treintañeros. A ver si me animo y me ayudáis a concretar entre todos... ¡viejunos!

Un beso.

***

Lea, lea las atrasadas, que este blog permanece en estado de semicatatonia. Me comprometo (espero que esto no suene a amenaza) a remozarlo a partir de septiembre.

¡Ese Insipiente! :-)

JML dijo...

Desde el abismo de mis cuarenta (y pico) le conmino a que disfrute de su década prodigiosa. Lo mejor está por venir.

Sir John More dijo...

Joío mocoso... ¡Qué asco de juventud!

Francisco Sianes dijo...

Como diría Castel, JML, "todo tiempo pasado fue peor". Yo me conformo con no dilapidar mi propia herencia.

Es un gusto verlo de nuevo por aquí.

[Y ya me dirá si los cincuenta son la edad de la renuncia a peregrinar de máscara a máscara.]

Francisco Sianes dijo...

¡Pero Sir!

¿A qué debo esta "iracundia de yel y sin sentido"? ¿Qué impertinencia me ha hecho merecedor de su acutísimo venablo?

Está usted invitado a la fiesta otoñal (que no autumnal), aunque treintañero no sea. A ver si con eso calmo su talante acerbo... :-P

Francisco Sianes dijo...

Por cierto que el blog ha cambiado bastante más que yo...

Esto que era antes (¡oh nostalgia!) un gallinero de anónimas se ha acabado convirtiendo (¡oh ingrato destino!) en un cementerio de elefantes...

Aquí hay que armar el taco como sea...

Sir John More dijo...

¿Le parece... te parece poco delito cumplir sólo treinta años? Vamos, qué falta de delicadeza... Pues sí, muchas habrán de ser las delicias que nos des a beber para que mi ira se aplaque... Aunque si te digo la verdad, salvo ciertos desajustes en la vista y algún que otro dolorcito de más, casi me siento mejor a los cuarenta y tantos que a los treinta. Sí, definitivamente, mi crisis fue precisamente a esa edad tan terrible, la famosa crisis de los treinta... Je, je...

Francisco Sianes dijo...

Delicias, delicias... pues depende de qué señoritas se apunten a la fiesta. No sería de recibo que la cosa acabara en un bis a bis entre un treintañero angustiado y un cuarentón (¿o cincuentón, pillín?) rencoroso.

Todavía estoy por meterle cuello, Sir. :-P

Sir John More dijo...

No, no, aún me quedan tres venerables años para cumplir la cincuentena, pero vamos, que se cumplen esos tres y los que hagan falta; y como un chiquillo...

Lo del cuello creo que no nos iba a funcionar. Más de una vez, en ciertas noches de ricos efluvios, me he lamentado ante distintos dioses de esa falta de querencia homeopática, porque algún que otro amigo bien merecería, sin duda más que muchas, mis cariños y desvelos. Pero nada, oye, los dioses me dejaron unisex... Y ahora que lo dice, sí, ¿qué fue de todas aquellas damas que bebían los vientos por sus versos?

Fdo. Dumbo

Francisco Sianes dijo...

(¿Dumbo?)

Ale, ale... no sé yo si podrá resistirse cuando le haga ojitos.

"Y ahora que lo dice, sí, ¿qué fue de todas aquellas damas que bebían los vientos por sus versos?"

Ignoro lo que bebían las damas; acaso hayan pasado a formar parte de "lo que el viento se llevó".

Sir John More dijo...

(Sí, su cementerio de elefantes, y el elefante más lozano, volador y algo borrachín, casi siempre desubicado pero fiel amigo de sus amigos...).

No, si acabará poniendo a Dios por testigo, tú verás... Bueno, fuera como fuerese, esperaremos con interés esa org... esa fiesta otoñal, y si se acaba en la taberna cantando clavelitos con voces asaz masculinas, pues ellas se lo pierden, oiga. Me voy a descansar para ir cogiendo fuerzas... en los pulmones.

Sonsín dijo...

¿¿¿Cumples el 14 de agosto???? ¡¡Yo también!!XD

Treintañera dijo...

Felicidades otro año más desde Marienbad!

:-*!

Francisco Sianes dijo...

Parece ser que compartimos anyos: destino comun. Por que destino concreto compartimos Marienbad?