martes, 8 de noviembre de 2011

Sólo es posible aprender

cuando aún se está dispuesto
a arrostrar el sufrimiento
de morir y renacer.

5 comentarios:

Maribel dijo...

Como en facebook: "Me gusta" :)

Francisco Sianes dijo...

;)

Maribel dijo...

Me da miedo la inactividad de su blog... :S

O el viaje es muy largo o se ha vuelto a pelear con la compañía telefónica; pero seguro que no es por falta de ideas.

Un saludo sevillano :)

Francisco Sianes dijo...

Es, Maribel, un cansancio del medio.

Un abrazo.

An dijo...

Completamente de acuerdo, pero me pregunto cuántas vidas tiene un humano.

y sin necesidad de morir y renacer acabo de aprender la palabra "arrostrar"... gracias :-)

An