jueves, 13 de noviembre de 2008

Amor mío,

el verano no traiciona su temperatura cuando sonríes más adentro que mi adentro. Tu lágrima -oferente y candoroso despilfarro de tu entraña- resquebraja el corazón de escarcha de mi invierno.

1 comentario:

ELENA dijo...

http://piedepagina.blogia.com/
upload/20061228160707-oso-polar-peligro.jpg