viernes, 15 de octubre de 2010

Como las hormigas

Ante la femenina ingenuidad, me vuelvo pura zoología.

- Cariño: ¿me quieres más que a nada? ¿Me vas amar toda la vida?

- Mi amor: del mismo modo que la hormiga -criatura estoica, cuya afanosidad queda fuera de toda duda- es incapaz de soportar el peso del zapato que la pisa, tampoco el hombre puede sobrellevar la eternidad y el infinito (ya me resulta sorprendente que sobrelleve una hipoteca o una suegra).

8 comentarios:

an dijo...

pero en este diálogo quien es la mujer??? porque yo (mujer, lo juro) soy más de la respuesta.

p.d. el otro día soñe que me cruzaba contigo en la calle y nos saludábamos de lejos. lo cuento por lo soso del asunto.

Francisco Sianes dijo...

An, tú eres la hormiga (atómica).

Sobre lo otro: según reiteradas confidencias femeninas, ¿acaso me aparezco en sueños como inagotable semental, como liberador rompebragas? ¡Quiá! Mi papel en los mujeriles onirismos oscila entre lo anodino y lo aterrador. Me limito a comparecer como prescindible secundario o como sanguinario criminal. He engañado, apuñalado, puteado y defenestrado en sueños a innúmeras mujeres. Así las cosas, me reconforta que, en tu caso, haya adoptado el perfil soso.

Sólo me queda, querida amiga, compensar y recomponer a la luz de la vigilia aquello que descompongo en las tinieblas de los sueños. Si alguna vez nos cruzamos en la calle, prometo saludarte bien de cerca.

an dijo...

jajaja, qué mala suerte, hubiera preferido encontrar tu versión de papel principal en mi sueño... como siempre que sueño con elena, por ejemplo.

Francisco Sianes dijo...

¿Mi papel principal? ¡Si te he dicho que aparezco como virulento criminal y asesino sanguinario!

Mucho me temo que en esas juergas que potrancas enceladas que te montas, me tendré que conformar con el papel de mamporrero...

an dijo...

potrancas enceladas???? jajajajajaja... es una forma grosera de verlo.

sería divertido verte de asesino, no te pega nada.

Francisco Sianes dijo...

http://latorredemontaigne.blogspot.com/2008/05/carta-de-una-desconocida.html

Anónimo dijo...

¡¡¡jajaja!!!

Encantada de volver a leer tu blog, querido Sianes.

Rupi.

Francisco Sianes dijo...

Rupi,

No me puedo creer que ahora me llames "Sianes". M'as matao.

Me gusta mucho verte por aquí, que llevas -no meses- ¡años! con el alma fuera del cuerpo.

Léete las "Historias para mujeres inverosímiles", que te vienen que ni pintadas.