miércoles, 31 de diciembre de 2008

En mi fin está mi principio


Dos ademanes del alma que no conozco:
el gesto que acoge sin miedo,
el gesto que despide sin herida.

5 comentarios:

Idea dijo...

Querido Francisco, me resisto a crear que no los conozcas.
Te deseo un buen final de año y un 2009 lleno de desafíos por cumplir, un beso muy grande, I.

ELENA dijo...

Gesto de abrazo (y se cierra el telón).

Francisco Sianes dijo...

Idea,

Uno de esos deseos (que no desafío, pese a nuestro espíritu espadachín), verte de nuevo por aquí, ya está cumplido.

Un abrazo muy cariñoso.

***

Aplausos y ovaciones desenfrenadas desde el patio de butacas Y sobre el escenario.

annabel dijo...

Hay tantas cosas que no conocemos, en el caso que conozcamos algo, por lo menos yo sólo sé un poquito de algunas cosas y cada día me sorprendo más de lo que descubro de mi misma y de los demás.

Es importante saber soltar el hilo de nuestra cometa vital en algunas ocasiones; queda muy demagogo decir ésto e incluso cursi, pero es que lo creo así firmemente, dejar ir es un acto de generosidad.
Como de costumbre, ni idea si tiene que ver con tu post, voy a lo mio y eso.

Un besazo :)

Francisco Sianes dijo...

:-)